Tom Morey y el boogie board.

Morey cambió la vida de muchos amantes de las olas, democratizando el surf hasta unos límites desconocidos, pero sus aportaciones al deporte fueron muchas más que esa.

Morey posando con el primer boogie board.

Nacido en la industrial Detroit en 1935 pero, para 1943, tanto él como su familia se habían trasladado a vivir a California, más concretamente a Laguna Beach. El primer contacto que tuvo el joven Tom con las olas fue a través del bodysurf, que lo aprendió a lomos de su padre. No tardó mucho en subirse a una tabla y ya con 18 años era un reputado surfista en la costa californiana. De hecho, fue uno de los primeros surfistas patrocinados del momento, formando parte del equipo de surf Velzy & Jacobs y fue portada de la revista Surfer en 1964. Además, otra de sus pasiones era la música, tanto fue así que formó un grupo de jazz con unos amigos.


Tras comenzar estudios musicales, acabó graduándose en matemáticas y nada más acabar sus estudios, se puso a trabajar con un compañero en el diseño de una tabla de surf hecha de papel mediante una estructura de panal. Fruto de sus investigaciones, sacaron al mercado en Fantopper Hat, un sobrero hecho de papel del que vendieron miles de unidades. Su esfuerzo fue recompensado cuando, en 1966 International Paper Company le contactó para fabricar una tabla de surf mediante esta técnica y de paso demostrar la impermeabilidad del papel que fabricaban. La gesta, pese a tener algunas dificultades, fue exitosa y cubrió dos páginas en la revista Life, además de quedar plasmada en un anuncio.

En 1959, Tom comenzó a trabajar en la industria aeronáutica para Douglas Aircraft, lo que le fue enormemente útil para conocer y probar los materiales más modernos de la época. Con todo lo aprendido, a mediados de los años '60, Morey dejó su trabajo y se embarcó en la aventura de la fabricación de tablas. Durante este período y para promocionar su marca, organizó el primer campeonato de surf profesional , ganado por Mickey Muñoz en 1965. En ese año, Morey se asoció con Karl Pope fundando la compañía Morey Pope desde la cual comercializaron un sustituto a la parafina llamado SlipCheck y el Trisect, una tabla de surf desmontable en tres piezas. También desarrolló el primer sistema de quillas desmontable comercialmente exitoso bautizado como W.A.V.E. (Water Apparatus and Vehicular Engineering). Ya en la década de los 70, Morey seguía con su ímpetu innovador; buscaba una nueva forma de coger olas, ya que las típicas colchonetas de surf no funcionaban demasiado bien y las eficientes tablas de surf eran grandes y peligrosas para algunas personas. Siguiendo este razonamiento, intentó combinar la seguridad que ofrece una colchoneta de surf, con el rendimiento de una tabla convencional. Para ello, comenzó a experimentar, cogió un foam de 9 pies, lo partió y shapeó el primer boogie board de la historia. Cuando lo probó fue toda una revelación.

"The first boogie" 1971

"On a surfboard, you're not feeling every nuance on the wave, but with my creation, I could feel everything. I was thinking: 'it turns, it's durable, it can be made cheaply, it's lightweight, it's safe. God, this could be a really big thing.'" - Tom Morey

El siguiente paso fue buscarle un nombre comercial al producto y el primer candidato fue S.N.A.K.E. (Side Navel Arm Knee and Elbow) en referencia a las partes necesarias del cuerpo para utilizar el nuevo invento. Finalmente, Morey se decantó por Morey Boogie, en referencia a un tipo de música jazz denominado precisamente Boogie. Lógicamente, surfear tumbado en una tabla no era algo nuevo, ya que los polinesios lo practicaban en sus paepo'os, pero había caído en el olvido...Morey rescató y reintrodujo una parte esencial en la cultura del surf que además de completar el deporte, lo llevó a superar barreras hasta entonces infranqueables. El primer campeonato fue en Carlsbad, California en 1976.



"The term 'bodyboarder' sucks. Sounds like a board they'd use to slide a corpse down into a body bag." - Tom Morey

El invento fue un éxito automático y pronto empezaron a vender 80.000 boogies al año pero no todo fue positivo. El boogie board no requería, a diferencia del surf, grandes aptitudes ni conocimientos, por lo que los problemas en el agua con los surfistas eran frecuentes, quienes detestaban y ridiculizaban a los usuarios de este nuevo deporte. Sin embargo, el boogie board no tardó en reclamar el espacio que históricamente le correspondía. La década de los 80 fueron el momento de la eclosión total de este deporte, encabezada por el mítico Mike Stewart, quien realizaba maniobras imposibles. Además los bodyboarders han sido responsables de la conquista de muchas olas como Tehaupoo, Ours, Cyclops o El Frontón.


Tras la introducción del boogie board sentó los cimientos, junto al californiano Mike Doyle, de la tecnología softop de los "corchipanes" tan comunes en nuestras playas. Las aportaciones de Tom Morey al surf son incontables, desde el boogie, pasando por caracterísiticas de shape estándar hoy en día a el concepto de un sistema de quillas desmontable y compatible con distintos fabricantes, entre otros. Por eso no es casualidad que fuera introducido en 1999 en la lista de los 25 surfistas más influyentes del siglo por la revista Surfer y en el Huntington Beach Hall of Fame en 2003.


Para terminar, nada mejor que una cita del propio Morey, que describe perfectamente su forma de ver la vida;

"The world is an old-fashioned place to me. Everything I see can be improved." - Tom Morey, en Surfer's Journal


#boogieboard #bodyboard #morey #california #mikestewart #surfculture

21 vistas
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Pinterest - Black Circle

© 2019 by Marshall Handplanes

Logo normal negro vectorizado - interior