0

"Malibu Mike" Doyle

Espíritu innovador, cambió de goofy a regular durante su adolescencia y estuvo involucrado en algunos de los inventos más trascendentales en el mundo del surf.


Nacido en Los Ángeles exactamente 9 meses antes del ataque japonés a Pearl Harbor en 1941, Mike Doyle se enamoró del surf en cuanto vio surfear en Manhattan Beach a Dale Velzy, Bob Hogans y Greg Noll. Por entonces, el deporte era un hobby practicado por unos pocos, pero Doyle estaba empeñado en ser uno de ellos. Como primer acercamiento, se dedicó a meterse en las rompientes rescatando las tablas de los surfistas, ya que en aquella época no existía el invento. Despertó simpatías en el pico y un hombre conocido por no dejar a nadie su tabla se la prestó. En su primera sesión sufrió un tremendo golpe en los testículos y casi le amputan uno.


Poco después, sus padres le compraron una tabla shapeada por Velzy. En poco tiempo, Mike era uno más y al llegar al instituto comenzó a cosechar grandes éxitos. Una anécdota que puede resultar increíble para muchos surfistas es que Doyle comenzó siendo goofy, pero se dio cuenta que de regular iba mejor y decidió comenzar a surfear de ese modo. Mike cambió Manhattan Beach por Malibú, rompiente que se convertiría en la meca del surf en California durante esos años, estableciéndose como el surfista más completo de su época, un auténtico waterman que no sólo cogía olas, también pescaba, navegaba a vela, hacía piragüismo, etc.


El joven Doyle, por entonces apodado "Tiki Mike" por los colgantes de madera que llevaba, posando con su tabla Velzy & Jacobs. Los detalles artísticos fueron producto de su madre para tapar las hormigas que se habían quedado atrapadas en la resina.

Al igual que otros surfistas californianos, Mike se enamoró de Hawaii gracias a un reportaje en la National Geographic y se desplazó hasta allí para descubrir la mítica North Shore, donde convivió con la primera generación de surfistas encabezada por Greg Noll. Durante su estancia, fue apadrinado por el también legendario Buzzy Trent, a quien conoció trabajando como socorrista en California. Doyle, que ya hacía sus tablas desde el instituto, shapeó una diseñada (según sus criterios) para surfear olas grandes y al enseñársela en el aeropuerto de Honolulu a Buzzy, él le respondió: "No te preocupes, Curren está de camino". Curren, padre de Tom, era conocido por las tablas de olas grandes que hacía, los "guns".


Durante el primer día de surf de Mike en las islas ocurrió algo que se debate entre la leyenda y la veracidad; como Sunset Beach no estaba rompiendo y el joven Doyle se moría de ganas de lanzarse al agua, Buzzy le mandó a otra ola; la más hueca que Mike había visto nunca...al principio pensaba que era una broma, pero no. En esos momentos el joven estaba "de prueba" y tenía que demostrar a los mayores de lo que estaba hecho así que se lanzó al agua, analizó la ola y consiguió meter su gran tablón en el tubo caleidoscópico que rompía sobre el arrecife. Consiguió hacer lo que Trent y compañía creían imposible, un suicidio...cuenta la leyenda que fue la primera vez que Banzai Pipeline fue conquistada, pero nunca lo sabremos con certeza, corría el año 1959.

Doyle tirando de canto para surfear Pipe.

A parte de su aventura hawaiana, donde comprendió (a base de tragar agua salada) lo que significaba el surf de olas grandes, muy distinto a lo que estaba acostumbrado por Malibú, Doyle tuvo influencias más allá.


Doyle fue quien vendió en 1956 su primera tabla a Kathy Kohner, hija de Frederick Kohner, quien inspiró la novela y después película Gidget, que transformó el surf para siempre. De hecho, fruto de la relevancia de esta transacción, se le ofreció el papel de especialista en la película en 1959, siendo uno de los surfistas que aparecían.

Doyle y su "Trestle Special", bautizado así por la famosa rompiente californiana.

El surfista, con su característico estilo agresivo inaudito en las rompientes californianas, también destacó en el plano de la innovación, creando la primera parafina específica para tablas de surf y colaborando en la creación de los primeros "corchipanes" o soft-tops junto a Tom Morey. Fue capaz de aplicar su ingenio a otras superficies, creando el "Single-Ski" padre del snowboard moderno, en los años 70.


Crónica del "Single Ski" escrita por Mike Doyle

Tras años enfocado al panorama internacional, Doyle huyó de las nuevas tendencias en la industria del surf y siguió con su actitud vital zen en Baja California, México enseñando su pasión, el surf, a los demás y catalizando sus inquietudes por medio de la pintura.


En definitiva, Mike Doyle fue, al igual que muchos de sus contemporáneos, un auténtico waterman, dispuesto a desafiar los límites establecidos y crear un nuevo camino, labrado por un impulso pasional y sincero:


“My motto is always the same; Live to surf, surf to live.” - Mike Doyle

#MikeDoyle #California #Hawaii #Baja #surf #surfculture #heritage #history #surfboard #PatCurren #GregNoll #Velzy #BuzzyTrent

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Pinterest - Black Circle

© 2020 by Marshall Handplanes

Logo normal negro vectorizado - interior