0

Hobie Alter, democratizador de la vela.



Hobart "Hobie" Alter vino a este mundo hace 86 años en Ontario, California. Pasaba sus veranos en Laguna Beach, lugar donde Hobie comenzó a cultivar su pasión por el océano y por los objetos destinados a surcarlos. Para principios de la década de los '50 Alter ya había comenzado a shapear pesados tablones de madera de balsa para sus amigos pero la cosa no quedó ahí y los pedidos llegaron a colapsar el jardín de la finca familiar, por lo que su padre, en 1953, decidió ayudarle poniendo a su disposición un terreno cerca de Dana Point, en Orange County. Un año más tarde, Hobie ya había montado su tienda de surf a pesar de las burlas y los malos augurios de la gente; predecían que una vez vendiera una tabla a cada surfista de la zona, se quedaría sin mercado. La historia que viene a continuación demostró lo contrario.


Hobie Surf Shop en Dana Point.

El talento y el ímpetu de Hobie enseguida atrajo a multitud de gente talentosa a su equipo, entre los que estaban Dick Brewer, Mickey Munoz o el por entonces desconocido estudiante de ingeniería Gordon Clark, laminador para Hobie Surfboards que había trabajado previamente para Tom Blake, inventor de la quilla. Poco a poco se empezaron a dar cuenta de lo poco eficiente, caro y pesado que era el hacer las tablas de madera de balsa y en cuanto descubrieron la espuma de poliuretano, se dieron cuenta que el futuro había llegado.


Para finales de la década de 1950, Hobie había desarrollado un proyecto paralelo enfocado en la producción de foam, con Gordon Clark al mando, produciendo el primer blank de poliuretano en 1958. En un año, gracias a la popularización del surf, estarían produciendo 250 blanks a la semana para Hobie Surfboards. En 1961, Clark fundó su propia compañía, Clark Foam, que tuvo prácticamente el monopolio en el mercado del foam hasta su desaparición en 2005, causando una pequeña crisis en el mundo del surf, ya que abastecía el 90% del foam en EEUU y el 60% a escala mundial.


Hobie shapeando una tabla, en la época del poliuretano.

En 1961, durante un showroom de embarcaciones en Anahaeim, California, el puesto de Hobie Surfboards estaba situado junto al de un fabricante de catamaranes, lo que le llevó a pensar en meterse en el mundo de la vela. El concepto inicial fue sencillo; fabricar un catamarán sencillo, barato y fácilmente transportable. Así fue como, en 1965 nació el primer Hobie Cat que rápidamente fue apodado "The people´s boat" o "El barco del pueblo", ya que gracias a él no hacía falta pertenecer a un club náutico o tener un amarre para poder disfrutar del mar; se podía botar directamente desde la playa, ya que carecía de orzas. Para 1967, Hobie Cat Company ya se erigía como el fabricante de catamaranes pequeños más importante del mundo.


Hobie navegando en un Hobie Cat, nótese la ausencia de orza, lo que le permitía operar desde las playas.

Desgraciadamente, Hobie Alter falleció hace 5 años en Palm Desert, California a la edad de 80 años, momento hasta el cual dividía su tiempo entre las nevadas montañas de Idaho y las Islas San Juan, entre Seattle y Vancouver, donde acudía con su catamarán diesel de casi 20 metros.


Hobie posando con el casco de un catamarán de 60 pies, similar al que tuvo.

#hobie #hobiealter #hobiecat #hobiesurfboards #california #orangecounty #surf #surfculture #clarkfoam #sailing

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Pinterest - Black Circle

© 2020 by Marshall Handplanes

Logo normal negro vectorizado - interior